Alicerce 2018

Damos pistoletazo de salida a un año de vinos recorriendo nuestro país entero. El mes de septiembre, los vamos a dedicar a Galicia y hemos decidido empezar la ruta por la zona más septentrional donde se elabora vino, la zona límite de producción de vinos en nuestro país.

Nos vamos hasta la población de Paderne, para encontrarnos con la Bodega Conexión Mandeo. Este proyecto vio la luz en el año 2015, fundado por 5 emprendedores que intentan conservar el patrimonio de la zona de Betanzos.

Ángel Pedreira Vieiro, José Luis Bouzón Beade, Juan Naveira Presedo, Pablo Fernández Coroas y Ricardo Rilo Rodríguez, trabajan fincas alquiladas en las que han recuperado viñedos antiguos para adaptarlos a variedades locales, como la Branco Lexitimo y la Agudelo.

Alicerce 2018, un 80% Branco Lexitimo y un 20% Agudelo y Godello, se elabora fermentando 2/3 de las uvas en depósitos de acero inoxidable y 1/3 en barricas de roble francés usadas. La crianza se extiende hasta los 8 meses sobre sus propias lías. Se embotella sin filtrado y pasa otros 3 meses en botella antes de salir al mercado.

Es un vino salino, fresco, con una nariz muy elegante. Estamos hablando de una zona muy fresca, donde la maduración de la uva es lenta, pero eso le proporciona una intensidad aromática preciosa.

La IXP de Betanzos se extiende por las laderas de los ríos Mendo y Mandeo. Allí se lleva haciendo vino desde el siglo VIII, de hecho, hasta la crisis de la filoxera en el s.XIX, las laderas de ambos ríos, eran monocultivos de viña.

En la actualidad la IXP Betanzos, compuesta por 8 bodegas y 20 ha de viñedo, lucha por recuperar sus variedades autóctonas, la Branco Lexítimo y Agudelo. Tras varias investigaciones se ha llegado a la conclusión de que la Albarín Blanco que encontramos en Asturias o la Chenin Blanc en el Valle del Loire en realidad son la misma variedad, pero que dependiendo de la zona adquiere nombres diferentes.

¿Sabíais que la tortilla de patatas es un imprescindible en la gastronomía betanceira?

Los ingredientes; huevo campero, patata gallega (Kennebec) cortada muy fina, AOVE y sal. El resultado debe ser una tortilla de patata (¡ojo, sin cebolla!) muy muy líquida. Ahí os dejo una combinación ganadora …

Síguenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s